Bienvenida o bienvenido a mi blog.

Mi deseo es crear un espacio donde poder transmitir mi amor por las esencias florales, base de mi trabajo en terapia y compartir algo que en realidad se ha convertido en mi forma de ver y sentir la vida.

Quiero compartir mis experiencias, conclusiones y reflexiones del día a día.
Me encantaría que si te apetece, aportes todo aquello que te parezca interesante, que debatas, que preguntes, que cuestiones, que juntos podamos seguir creando un espacio vivo, que las esencias florales y el legado que el Dr. Bach nos regaló, siga expandiéndose y cada vez llegue a más personas. Que cada vez seamos más quienes nos beneficiemos de la magia de las flores, que vayamos más allá de la simple toma de remedios florales y seamos capaces de comprender e integrar en nosotros que somos energía, que somos parte de la naturaleza, que sencillamente SOMOS, SOMOS, SOMOS.

Que en nosotros está la magia del cambio. Que somos los únicos responsables de lo que nos da la vida. Que tenemos poder. Que tenemos los recursos necesarios para conectar con nosotros mismos.

Podemos crear, podemos compartir, podemos sentir, podemos amar.
Podemos quedarnos donde estamos y hacerlo conscientemente.
Podemos decidir no hacer nada. Podemos decidir no decidir.

También podemos volar

28 de noviembre de 2013

FORGET ME NOT, cuando nos cuesta despedirnos del ser querido que murió

   Cuando un ser querido muere, cada persona vivimos la pérdida de manera diferente. Tenemos un proceso de duelo diferente. Si que es verdad que hay una serie de etapas que aparecen de forma generalizada y que un proceso de duelo elaborado propiamente dicho dura aproximadamente dos años.
    Uno de los factores necesarios para que ese duelo comience a elaborarse es la ritualización de la muerte. Necesitamos sentir y reconocer la rotundidad de la muerte en el plano físico. El tipo de ritual dependerá de nuestras creencias, funeral, entierro, cremación, homenaje...; Pero necesitamos simbolizar la pérdida de alguna forma, para poder comenzar a asimilar que, en esta vida, esa persona nos falta, aquí, ahora, que no la podemos tocar, ni escuchar.
  En este proceso, y al principio sobretodo, buscamos a nuestro ser querido en el día a día; Creemos verlo por la calle, creemos que de un momento va a aparecer como si nada; incluso lo vemos en el rostro de otros.
  Poco a poco, vamos integrando que esa persona ya no está. Poco a poco vamos sintiendo que aunque no esté con nosotros, la llevamos en nuestro interior, en nuestro corazón, en nuestro pensamiento.
   Pero a veces eso es muy difícil, y hay personas a las que les resulta muy difícil asumir y reconocer que eso está en otro plano diferente al físico, está en otro plano más elevado.
   Esto puede suceder, cuando por ejemplo, alguien no va al funeral, al entierro; Muchas veces por proteger a alguien, procuramos que no vaya para que no sufra; Con los niños, por ejemplo, por mejor podemos decidir ahorrarles el mal trago que supone y quizás ellos sí quieren y necesitan despedirse de alguna manera.
Forget Me Not, nos ayuda a integrar la muerte, la pérdida, la rotundidad e irreversibilidad de la muerte.
Para personas a las que les cuesta desprenderse de las cenizas del difunto, de sus enseres personales.
Ayuda a elaborar el duelo.
Ayuda a reparar algo con el que se fue desde un plano más espiritual, pues desde este plano físico ya no es posible, despedidas, cosas no dichas, perdón, etc.
Con Forget Me Not hay un CIERRE, necesario para poder continuar con la vida, para poder vivir sintiendo que llevamos a esa persona en nuestro corazón.
Forget Me Not, aporta mucha paz. Aligera, quitan carga y permiten avanzar en duelos atascados, duelos que no están siendo elaborados.
Siempre echaremos de menos a quienes no están ya aquí, pero podemos sentir que pasaron a formar parte de nosotros.
Como me dijo mi hija Hegoa con esa sabiduría innata de los niños, "ama, el aitona ya no estará aquí para soplar las velas conmigo, pero yo soplaré por los dos porque está en mi corazón."
 
 

REALIZAMOS LA MEJOR ELECCIÓN ENTRE LAS POSIBLES


20 de noviembre de 2013

Conectar con la persona desde su modelo del mundo (Terapia Floral y PNL III)

 
 Tengo claro que como personas, no nos limitamos a ser o estar sólo en una determinada flor, o estado emocional.

Parto de la base de que cada uno somos mucho más que eso, que ya sólo a lo largo de un día, podemos y de hecho pasamos, de un estado a otro con increíble facilidad. Sin embargo, observar desde una mirada floral nos puede dar, de un solo golpe de vista, mucha información de quien tenemos delante. Intuir, sentir o ver a alguien en un estado o en una flor concreta, nos aporta muchísima información, que luego tendremos que  matizar, analizar y concretar. Nos ayuda a hacernos una idea más clara de su mapa y por tanto nos ayuda a sintonizar con ella en su propio terreno, conectar y empatizar desde su modelo del mundo.

 
Reconocerle en una flor me dice cuándo y dónde actúa de una determinada manera, con quien. Me puedo hacer una primera idea de sus capacidades, recursos, de sus creencias limitantes, de cómo se ve, quién cree que es, etc. Me facilita información sobre  desde dónde o para qué hace algo, cuáles pueden ser sus miedos, sus “carencias”… Cuál es su visión del mundo, la intención positiva de su estado, sus intentos de solución frustrados, sus recursos conscientes o inconscientes, e incluso el balanceo de una flor a otra, me pueden indicar hacia dónde puede dirigirse en el cambio, qué obstáculos y  actitudes cronificados  presenta.

Siempre desde la perspectiva de que cada uno somos diferentes, desde la sorpresa y no dar nada por hecho, porque la combinación floral es infinita y  también la combinación de estados emocionales de cada ser humano.

28 de junio de 2013

Saguaro. Para encontrarnos como individuos dentro de nuestro linaje y congraciarnos con nuestras raíces sin perder lo propio




  De la Familia Botánica de los Cactáceos. Cactus. Combina dos elementos. El elemento agua y el elemento fuego. Es por un lado muy lunar, trabaja lo emocional y por otro muy solar. Las flores están muy altas y por tanto tienen una incidencia solar muy importante.

Para personas muy atrapadas en el LINAJE. La tribu, el clan, la raza.

O lo contrario. Hay personas que no saben de dónde vienen. Que sienten que cuelgan del aire.

En uno u otro lado vibran en el mismo patrón, por afinidad o por rechazo.

Muchas veces cuando falta la figura del padre o la madre podemos ir a la figura del abuelo para que esa persona sienta que viene de algún sitio.

Esta esencia ayuda a caminar por la vida con solidez.

"¿Cómo estructuro yo una personalidad sin quedarme atrapado en el linaje o sin renegar de lo propio?". Es decir, ¿dónde se encuentra el equilibrio entre una relación sana y fortalecedora con mis raíces y renegar de todo lo que tenga que ver con mis ancestros, con mi familia?

Para cuando nos encontramos con personas que confunden los límites, “Los Fernández somos así”.

Vale y tú, ¿cómo eres tú?

Para adolescentes, o me pego a lo mío o soy rebelde. En esa etapa donde reniegan de las figuras paternas. Donde existe una rebeldía contra lo propio. Vergüenza de los apellidos, de los orígenes, de los padres.

Para cuando hay necesidad de individualizarse. Por defecto o por exceso. Me permite recolocar las cosas.

Vergüenza de la cultura de los padres. Sirve para aclarar los orígenes. La etnia, la cultura.

Nacionalismos, etc.

En familias muy cerradas donde uno se confunde con el todo.

En personas que se cambian de apellido, personas que se cambian el nombre. Lo hacen o por preferencia o por rechazo /negación.

Ayuda a surgir como individuo pues la identidad es fundamental.
 

Mente y Cuerpo constituyen un sistema integrado y están en continuo proceso de transformación (Parte II)


Todo lo que hacemos, nuestra mente y nuestro cuerpo están íntimamente relacionados. Durante siglos, el devenir del conocimiento humano supuso erróneamente que la mente (y el espíritu) iban por un camino y el cuerpo y la conducta, por otro, y nada los vinculaba. Ahora sabemos que no es así: nuestros estados mentales y anímicos influyen en el cuerpo y los diferentes estados del cuerpo también tienen su incidencia en nuestros psiquismos y nuestras emociones.

Este sistema mente-cuerpo se caracteriza por interactuar como un circuito abierto de comunicación: ambos interactúan e influyen entre sí. Esto se ve confirmado por el hecho de que un cambio en uno afecta de algún modo al otro: ambos son parte de la ecología del ser humano.

Es por ello que un buen estado de ánimo es fundamental para recuperarnos de una dolencia física, de la misma forma en que los estados mentales “negativos” pueden devenir en síntomas físicos y hasta enfermedades concretas.

La PNL  entiende al ser humano como un sistema  integrado y opera con función de esa concepción.

Bach postuló al hombre como Unidad, en la que Alma, Cuerpo y Mente eran partes de uno y desde la cual la cura se orienta a restablecer la armonía entre alma y mente: “... la disociación entre nuestra alma y nuestra personalidad y el mal o crueldad frente a los demás... cualquiera de estas dos cosas da lugar a un conflicto que desemboca en la enfermedad”.

El sistema floral de Bach no es estático sino que va evolucionando con el individuo, cubriendo las necesidades presentes del individuo acompañándole en su proceso de vida y sanación.  Las esencias florales se adecuan a las capacidades y recursos con los que estamos en contacto abriendo el espectro al ritmo que necesitamos.

16 de junio de 2013

Terapia Floral y PNL (parte I)


     En el pasado IV Congreso de Terapia Floral organizado por SEDIBAC, presenté la ponencia "Terapia Floral y PNL, Sumando miradas".
      Creo que muchos y muchas de los que amamos las flores, vamos, en nuestra vida cotidiana, sin darnos cuenta, traduciendo al lenguaje floral nuestras experiencias.
    A lo que nos sucede, le ponemos nombre de flor, a lo que sentimos y a lo que observamos. A los conceptos, a las ideas...
Fue por eso, que cuando yo estaba aprendiendo sobre PNL lo hacia con una mirada floral. De esa mirada, surgió la idea de plasmarlo en papel y de ahí, de compartirlo.
   Para mi, a la PNL, las flores le aportan calor y color y estas reciben otra manera de entender y analizar la información para poder acompañar en terapia o a nosotros mismos en el camino del conocimiento personal.
   Me dejé muchas cosas en el tintero, fueron unas pinceladas, que pueden ayudar a que cada uno  dibujemos nuestro propio cuadro.
 
 
AXIOMAS de PNL:
 
   La PNL se sustenta en unas presuposiciones básicas que no pretenden ser verdades absolutas. La idea es que, si nosotros integramos esas presuposiciones en nuestra vida, vamos a ser capaces de mejorar nuestra comunicación, nuestras relaciones y nuestro autoconocimiento.
   Estas presuposiciones o axiomas, tienen muchos paralelismos con la filosofía de Bach.
 
"EL MAPA NO ES EL TERRITORIO":
 
    Cada persona tenemos un mapa de la realidad diferente, único. Ni mejor ni peor que el mapa de la realidad de otra persona. Cada uno de nosotros experimentamos la vida de manera distinta, y un acontecimiento es vivido  de forma personal por cada uno.
     Este mapa de la realidad está definido por nuestro carácter, por nuestras circunstancias vitales, por lo aprendido y heredado de nuestra familia, por nuestras creencias, etc.
      Funcionamos a través de él, reaccionamos, sentimos, pensamos y actuamos en función de nuestro mapa y es fundamental integrar que los demás tienen un mapa diferente al nuestro, que actúan, sienten y piensan según su visión de la realidad.
     Esta premisa nos aporta flexibilidad, empatía, comprensión hacia el otro y hacia uno mismo.
    Nos acerca al otro.
    Porque si soy capaz de acercarme desde su mapa, voy  a ser capaz de comprender, y de aceptar, que, mi verdad no es la única verdad, que cada uno caminamos con unos zapatos diferentes y podemos empezar a sumar.
 
     Si ahora nos detenemos a leer lo que decía Bach sobre la enfermedad, observamos que para él, con sus palabras, también existía un mapa de la realidad para cada uno de nosotros:
 
 
 
“NO CONSIDEREIS LA ENFERMEDAD, PENSAD SÓLO EN CÓMO VE LA VIDA EL ENFERMO”.
(los doce curadores y otros remedios, 1933)

 
 
      "...  TRATAR AL PACIENTE DE ACUERDO A SU ESTADO DE ÁNIMO,   
       CARÁCTER E INDIVIDUALIDAD..."
 
(Conferencia de Wallingford, sep. 1936)

 
    Aquí os dejo, para la reflexión y la suma de miradas, estas aportaciones de Edward Bach.
 
Otro día más.
 
 
 
 
 
 
 

20 de febrero de 2013

IV CONGRESO SEDIBAC de TERAPIA FLORAL

Si de verdad quieres... Tansy



 
Me gustan mucho las películas donde los personajes están bien definidos, donde sin querer voy descubriendo flores, estados emocionales con nombre de flor.
En esta película, donde los protagonistas principales son Meryl Streep y Tommy Lee Jones, desde el principio, descubro Tansy, una esencia del sistema floral de California que trabaja la falta de conexión con las necesidades de uno mismo. Aquí la protagonista, despierta del letargo en el que se había embuido en su vida. Despierta y empieza a reconocer sus propias necesidades, de afecto, de contacto, de compañía, de sexo. Su soledad...
Tansy ayuda a salir de la anestesia del ser cuando una persona se ha olvidado de sí misma y de sus propias necesidades vitales.
Cuando deciden ir a terapia, van apareciendo otras flores, Hibiscus, cuando la sexualidad se ha vuelto tan rutinaria y mecánica que desaparece el deseo. Cómo buscan con esfuerzo la erotica perdida, la sensualidad guardada en el baúl con nombre de 31 años de matrimonio.  Easter Lily, los prejuicios, la sexualidad tabú, la sexualidad como algo impuro. Son bonitas las escenas donde tratan este tema.
En él, cómo proyecta en la palabra matrimonio a su esposa como madre, merecedora de respeto como figura sagrada.
Aparecen muchas más flores, os invito a verla y a descubrirlas y disfrutarlas...
 

En estos tiempos que corren... Penstemon

   En estos tiempos que corren, donde cada día nos levantamos con noticias desesperanzadas, con noticias de desahucios, cierres de empresas, recortes....
   En muchos casos, las personas nos estamos enfrentando una y otra vez a situaciones extremas, donde no hay salida aparente, donde no hay recursos, donde la desesperación y la angustia campan a sus anchas.
En estos momentos, donde hay cosas que no dependen de uno y lo que se necesita es "aguantar el chaparrón", nos puede ayudar, acompañar y sostener esta esencia de California, Penstemon. Esta flor crece en lugares inhóspitos, rocosos, donde apenas hay terreno fértil, lugares fríos...
Para situaciones en las que no me queda otra que encarar la vida, indefenso, donde lo que toca es aguantar, estar...
 
Esta esencia es muy sostenedora, nos aporta sostén en un momento de gran debilidad. Cuando nos hemos ido al paro, o no podemos hacer frente a los pagos, cuando toca esperar a que otros decidan sin poder actuar ni acelerar las cosas.
Sostén. Aguante. Fuerza.
Podemos acompañarla con Sweet Chestnut, para la angustia, la desesperación, con Star of Bethelem, para el trauma, la ruptura, el shock.
Y esperar a que pase la tormenta y llegue la calma.

La calma.
 
 

23 de enero de 2013

Estrés post- parto


Marta acude a consulta muy alterada emocionalmente. Hace 4 meses tuvo a su hijo, Pablo, y físicamente está muy nerviosa, habla muy rápido y muy enfadada, crispada. Me cuenta que lleva muy mal la crianza, está enfadada con el mundo y dice que se pasa mucho, sobretodo con su pareja a quien ataca consciente de que le está haciendo mucho daño. A lo largo de la sesión me va comentando que, tuvo un buen embarazo y que fue al parto sin mucho miedo. Sin embargo, durante el mismo, entró en estado de pánico, pasó muchísimo miedo y pensó incluso que podía morirse. Cuando le colocaron a su bebé sobre su pecho, dice que no sintió nada de lo que le habían dicho que iba a sentir, estaba agotada física y emocionalmente. A partir de ahí, la vuelta a casa, fue un caos, y dentro de ella hay muchas emociones encontradas, de amor-odio que hace que se sienta culpable. Sensación de no ser capaz de hacerlo bien como madre, enfado con su pareja, con la vida, con su hijo.
Por otro lado, está desbordada por la preocupación por su hijo, tiene miedo a que le suceda algo, y a la vez miedo a no saber qué hacer.
Dice que siente que la maternidad le queda grande, que si lo llega a saber no hubiera tenido hijos y se siente muy angustiada.
Como devolución, le explico que el parto ella lo ha vivido como un trauma que no ha empezado a elaborar y que toda la distorsión y todas las emociones que tiene como una olla a presión son consecuencia de esa situación de shock.
Le preparo una fórmula con las siguientes flores:
STAR OF BETHELEM, para el trauma y el shock que supuso el parto para ella. Para restaurarla emocionalmente.
SWEET CHESTNUT, para reducir la enorme angustia que toda esta situación le genera.
WALNUT, para el cambio que supone la maternidad, tanto a nivel corporal como físico, mental, cambio en la reorganización familiar, etc.
RED CHESTNUT, para el exceso de preocupación que siente por su hijo.
ELM, por el estrés, por el desbordamiento a todos los niveles que hace, entre otras cosas que crea que no es capaz de hacerlo bien como madre. Esta sensación está distorsionada, ella durante el embarazo no pensaba que no iba a ser capaz.
CHICORY, Sobretodo observo esta actitud con su pareja, a la que continuamente le achaca que no hace nada, y lo que hace lo hace mal. Siente que ella está dándolo todo y no recibe apoyo por su parte. También hay una parte inconsciente de chicory con su hijo, con un fuerte sentimiento de estar dando mucho y el niño no responde a sus expectativas.
HOLLY, está rabiosa, con mucha ira, está físicamente acalorada y se la añado a la fórmula porque ahora mismo no es capaz de ver y sentir el amor que siente por su hijo porque está enfadada.
PINE, todas estas emociones encontradas de amor- odio, de incapacidad de dar amor, de enfadarse con su hijo, hace que se sienta culpable.
 
Quedamos en vernos en 15 días para ver si el nivel de estrés, angustia y shock se han reducido, pero me llama a los 5 días para decirme que el cambio ha sido increible, se siente otra, mucho más aliviada, más tranquila y confiada. Su actitud con su pareja ha mejorado muchísimo y acepta la experiencia del parto.
 
 
 

22 de enero de 2013

Buttercup, un mar de fueguitos


Buttercup, nos aporta la capacidad interna de BRILLAR. Ser capaces de aceptar desde lo profundo el reconocimiento.
Trabaja en nosotros el concepto de valía.
Buttercup me  ayuda cuando no puedo dar reconocimiento a mi propio brillo, es el amor a uno mismo, mi miedo a brillar.
Y cuando volví a escuchar este fragmento de Eduardo Galeano, me acordé de esta esencia y pensé, somos este mar de fueguitos, y cada uno de nosotros podemos brillar si nos damos el permiso para ello.
" Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al cielo. A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.- El mundo es eso - reveló-. un montón de gente, un mar de fueguitos.
Cada persona brilla con la luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay gente de fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. 
Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas; algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman, pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca se enciende. "